23/10/10

En el Día de la Educación,hoy me entusiasmaron tanto los chiquilines que se los digo así, con todas las letras;
¡¡¡QUE VIVA la educación pública!!!...quenoninó. No me arrepiento ni de lo que soy ni de donde trabajo. Hoy ir al liceo fue un orgullo, profesional y personal. Saludo especialmente a mi amiga Ross, que sé que estuvo más o menos en las mismas que yo, más bien más, y a Andrea que no sé en qué estuvo. Nada importa, sé que a las tres nos late el corazón y nos emocionamos aún, más, cuando vemos alumnos refelices en nuestro centro educativo.
Besos.

17 comentarios:

juan pascualero dijo...

También a mí que supe ser docente en secundaria. Abrazos solidarios.

juan pascualero dijo...

Ah! Me olvidaba, ¡pri! ¡Qué asco!

calma dijo...

Te felicito Flaca y te entiendo muy bien, mi hermana también es licenciada y profesora en un Liceo del cual fue directora varios años, y también está muy orgullosa de su labor en pro de la enseñanza pública.
Abrazo

(Acá al Liceo le llamamos Instituto)

mangeles dijo...

Pues sí....la educación pública es estupenda...y hace que todos puedan tener acceso a ella...y que los mejores...sean los mejores de lo mejor....porque se lo ganan con esfuerzo.

BESOTES y enhorabuena, FLACA

Fernando Terreno dijo...

¡Buenos días, Señorita!

andal13 dijo...

Me alegra que te alegres, y que hayas disfrutado de ese viernes.


Pero no me anoto en esta, Flaca. Como trabajo en el inframundo del Nocturno, no existimos ni para eso.
(Ni falta que hace.)

Marple dijo...

Hola Flaca:
mal pero acostumbrada,tu amiga la lisiada, vuelve al ruedo:)

Ya no existo para la Educación pero ella no quiere irse de mi cabeza ni de mi corazón. Vivo siempre alerta ante todas las noticias que se refieran a ella.
Viva la Educación Pública!!!... pero pobre de ella cuando pierda docentes como ustedes.
No quiero hablar de política pero sí de derechos: creo que no hay mejor inversión que la que se hace en Educación.
Espero que algún elegido que pueda hacer algo por mejorar la cuestión, lea tu blog:)


un beso

FLACA dijo...

A TODOS:
jejeje...los elegidos no pasan por acá, es más, creo que nos dan chicote día y noche y por si eso fuera poco no nos pagan como corresponde a nuestra sacrificada tarea.
Pero una cosa no tiene nada que ver con lo otro.Porque si fuera por lo anterior, hacía rato que me tendría que haber dedicado a otra cosa.
Nada puede impedir sentir satisfacción por hacer lo que a uno le gusta, en donde uno quiere y cuando las cosas salen bien.

Y disculpen todos, pero cuando ocurren en lo personal momentos así, que son mágicos,-uno al año,al menos-,uno se los tiene que festejar,autoanimarse. Porque es la única forma de aguantar, en mi caso van 32 años, en esta tarea de trabajar en la educación y empezar cada turno del liceo cada día con un gesto más o menos sonriente y afectuoso por lo menos para los chiquilines, que no tienen la culpa de nada: ni de todo lo que no nos gusta de la educación pública en el Uruguay, ni de la infraestima en la que nos tienen en general, ni de los sueldos que nos pagan.

Y ahora me voy a estudiar, a ver si puedo aprobar el curso en línea y me gano una XO de las nuevitas del plan ceibal.
Feliz domingo a todos.

Marisa Peña dijo...

Viva...es un logro social, una conquista que a algunos les escuece.Yo trabajo en ella y por ella.Creo en ella, y aquí en tu acogedora casa lo manifiersto.besazos compañera.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Felicidades, Flaca, se que ha sido un día importante para ti y para todos los docentes que han entregado algo o mucho de su vida en las aulas.

Codorníu dijo...

Querida amiga y amigos uruguayos. Me uno en su celebración, y suscribo de la A a la Z todas las muestras y expresiones de orgullo por la escuela pública. También yo lo vivo así desde mi humilde puesto de trabajo de maestro, hace ahora 33 años.

Nosotros andamos por aquí de luto. Supongo que les ha llegado la muerte de un anciano líder sindical histórico de nuestro país. Las colas ante el féretro son enormes.

Marcelino es un testigo que se pierde y ayer era inevitable la nostalgia. Marcelino conocía el valor de la libertad; de ahí su ser, básicamente generoso. Por eso (porque no hace falta ser muchas más cosas en esta vida) era grande y ahora es despedido como grande. Fue grande para ingresar en prisión la primera vez y salir tres lustros después sin una palabra pública de rencor hacia quienes lo encarcelaron. Quince años de entradas, de salidas, de registros… se dice pronto. Cuentan que nunca nadie se atrevió a “pasarse” con él en los interrogatorios.

Flaca, se nos está muriendo la memoria, porque vamos perdiendo los testigos. Y con ellos la pérdida de muchos valores, que no podrán sustituirse por nada ni nadie equivalente.

Un beso y un abrazo para todos.

carmen jiménez dijo...

Flaca querida: Siento retrasarme en felicitarte, felicitar a todos los docentes que se entregan con ese entusiasmo que no siempre es reconocido, pero que basta con mirar los ojos de esos chiquilines para que acuda todo el orgullo que merece vuestra vocación.
Viva también la Escuela Pública tan valupuleada en esta España nuestra que tan bien describe nuestro amigo Pepe. Esta Escuela siempre falta de recursos y tan llena de buenos profesores que le hacen frente.
Gracias como madre también y como alumna que fue, aunque en mi caso, estudié en escuela concertada. El mejor legado que mis padres quisieron darnos para que pudiéramos tener en aquellos tiempos una educación un poco más amplia de lo que se daba en la pública por aquel entonces.
Te mando un abrazo bien apretadito por todos los días sin vernos.

julio e. dijo...

de blog en blog pase por el tuyo y veo que compartimos trabajos desvelos y pasiones, vamos por ahora a lo primero que nos une que es la docencia: VIVA LA EDUCACION PUBLICA, y ahora sigamos por la cocina pasion que yo logro conjugar en este mundito de los blogs.
volvere a pasar y espero mantengamos dialogo.
un abrazo

DRIADA dijo...

Hola Flaquita
Por fin entro, pero es que tu comentario esta vez ya me ha dado el empujoncito...poco a poco volviendo a una nueva normalidad.
Y como no me uno a esa escuela pública en la que tanto he disfrutado y ahora ya jubilada sigo aunque de otra manera, pero muy feliz y gratificada.
Un abrazo

Isabel dijo...

y vuelvo, te dejo un abrazo

Codorníu dijo...

Ay, Flaca... ustedes camino del veranito sabrosón... y nosotros azotados por los vientos impíos que nos llevan al crudo invierno.

Así es la vida.

Besos para todos.

Codorníu dijo...

Querida amiga:

Mi Xéxpir es una reconversión simplemente. Intente plasmar el castellano que mejor se adecuase fonéticamente a Shakespeare, sin otra intención.

Por aquí hace hoy un día soleado; que ya era hora después de los azotes ventosos con que nos venía "acariciando" últimamente este otoño. Aprovecharé pues para pasear y coger vitamina D.

Un beso.