28/12/09




Cuando cuelgo esta fotito es que me voy, amigos. Llegaron mis vacaciones, y esta vez sí que me las merezco.

Ya lo he dicho hasta el cansancio que con un mate en la mano, un buen libro y el de platinada cabellera acompañándome yo soy feliz en cualquier parte y de cualquier modo.Pero si hay mar y pinos y sol soy mucho más feliz aún.


Panza arriba transcurrirán mis próximos veinte días, en el paraíso. Estoy segura que un buen descanso me traerá las palabras nuevamente y, cuando vuelva, deberán soportarme con la barra de la Flacurita abierta día y noche.


Gracias por hacerme el aguante un año más aunque no siempre escriba. Cuando empiece el nuevo año y saque a burbujear el medio y medio para brindar estarán conmigo. Este año brindaré por la esperanza, la esperanza de haber creído y la de seguir creyendo.


Un abrazo. Hasta la vuelta.