30/6/09

Sé que es demasiado

Sé que es demasiado. Pero agradecida por todo lo que me han escrito, cierro la entrada anterior con este tema de Zitarrosa -" Del cardal"- interpretando unos versos de Eustaquio Sosa.
Esto es así, para irnos con el ánimo bien arriba.

¿Que por qué le doy a la música de Zitarrosa?... Porque me gusta y porque , evidentemente, en mi inconsciente, ella se me sale de los recuerdos de mi más tierna infancia, desde muchísimo antes de hacer yo una opción política. Yo conocí a Zitarrosa porque a la vuelta de mi casa, en La Paz, había un local de un partido de izquierda - mirado con mucho resquemor por el vecinadario perteneciente a los partidos tradicionales- donde había un parlante con caja de madera colgado afuera, arriba de la puerta. Ahí sonaban todo el día Zitarrosa y también Los Olimareños, y se escuchaban los cantos desde mi casa. Todo el día.

Y no quiero exagerar porque ya sé que ellos no tenían nada que ver, pero creo que también con ese parlante conocí "A desalambrar" de Viglietti. Tal vez la memoria emotiva me confunda las cosas.

28/6/09

Yo voto

Hoy es un día especial. Hoy otra vez volví a mi obstinada costumbre de no perder la ocasión de ejercer mi derecho a votar.
Por eso es que, como siempre, y a pesar de que el Oráculo de Delfos de este siglo, es decir las encuestas, ya han determinado qué candidato en cada partido será el candidato a presidente, yo hoy fui a votar. A la democracia hay que cuidarla cada día con cada acto.
No crean que ha sido fácil elegir entre los tres candidatos de mi partido, así son de buenos. Ya saben, además, aquí somos pocos y todos nos conocemos y cada uno de ellos tiene un pedazo de mi corazón: a uno lo he votado desde siempre, otro es una figura legendaria desde mi adolescencia, y el otro es mi vecino y está casado con una queridísma compañera. No ha sido fácil elegir.

Salir a la calle hoy implicó empezar a vivir el clima de octubre. No sé si voy a resistir la expectativa hasta allá. Empecé el día muy tranquila y discreta. Pero a medida que me iba acercando a la urna me empezó a latir más fuerte el corazón. Y me he sentido tan invadida por los que te dije, tanto en la calle como en el lugar de votación -"qué los peló, que se nos vienen"- que me renació la rebeldía. Llegué a casa, refloté la caña atándole la bandera de Otorgués y la colgué en el balcón dejándola flamear mientras mascullaba entre dientes "que te recontra",refiriéndome a los de al lado que estaban meta repartir listas del enemigo.

Hoy también es un gran día porque votaron por primera vez mis dos hijos.

La canción de Zitarrosa va dedicada a los amigos que en esta época de acomodos y de cambios, aunque hayan cambiado la bicicleta o el fitito por un vehículo mejor, ocupen cargos más importantes en el trabajo,estén más veteranos, les haya crecido la barriguita y tengan una casa más grande y confortable, no se han "cambiado de trillo"; a los que en un día como hoy, a pesar del trasnochado desengaño, les renace la esperanza de una sociedad más justa y han ido a votar.

14/6/09

El Tata


Quien se arrime hoy a la barra de la Flacurita será para conversar mientras escuchamos la música del Tata.


Cuando digo "el Tata" me estoy refiriendo al de "El blog del Tata", a Santiago Bosco padre. Si todavía alguno de los que vienen a este boliche no ha pasado por allí, se lo están perdiendo porque ese sitio es una joyita. Y el Tata y sus historias también.

Aunque varias veces ya me había otorgado el tuteo, desde hace treinta años siempre lo traté de usted y le llamé Bosco o Bosquito cariñosamente. Ahora, desde que blogueamos juntos, le llamo Tata y he empezado a tratarle de che y de vos. Es que estamos en una nueva etapa de nuestra amistad y canchereamos con esto de la internet. Lo que se ha mantenido invariable a través del tiempo es el inmenso cariño que nos profesamos mutuamente .
El domingo pasado, en prueba de su amistad, me envió con su hijo el Santi un regalo que es un tesoro para mí. Un regalo que es mucho más que eso, un regalo de esos que no se pueden comprar, porque no tiene precio y porque no existe en el mercado. Y no estoy hablando precisamente de la buseca hecha por él, que por cierto estaba deliciosa. Un regalo,digo, que sólo se da con el corazón: me regaló dos CD con distintas grabaciones suyas a lo largo de su vida, algunas de sus glorias musicales, instantes de placer infinito, fragmentos de su vida como músico, que es hablar de su vida misma.

Para quienes no lo conocen, presento al Tata con sus propias palabras: "Nací hace un montón de años(1920) a la orilla del río más lindo del mundo, el Río Uruguay. Fuí un siete oficios y terminé como solista de la Orquesta Sinfónica Nacional y profesor grado tres en la Escuela Universitaria de Música. Tengo dos hijos, tres nietos y cuatro bisnietas. Siempre, hasta hoy, he sido feliz".

Algunas de sus virtudes que me hacen admirarlo, además de ese virtuosismo , esa sensibilidad musical y ese buen gusto para tocar, es que no ha agotado su vida en eso; como muchos de su generación, no sólo es capaz de tocar la flauta, sino también de hacer bloques y levantar paredes y de hacer desde una silla hasta un delicioso cordero asado.
Como él mismo dice respecto a lo que estamos escuchando, "todas son grabaciones en vivo. Y la técnica de entonces, en lo que al Sodre se refiere, consistía en colgar un micrófono del techo, a la boca del escenario, y vamo arriba. Las de otras salas, a veces se hacían con un grabador portátil, o se transmitían por línea telefónica para ser grabadas en el estudio". Piensen, además, que en esa época los músicos de aquí no contaban, como ahora, con infinidad de grabaciones diferentes para escuchar y conocer diferentes versiones y estilos de tocar, ni con master clases en Europa o Estados Unidos para perfeccionar la emisión o el estilo; ni ostentaban tanto como ahora con el cabezal de no sé dónde y hecho con no sé qué, ni existía Film&Art y TV cable para conocer otras orquestas del mundo; ni internet para acceder a todo. Por eso, también, aprecio infinitamente lo que estamos escuchando.

Una de las cosas que más le gustan al Tata es escuchar música con sus amigos y tener con ellos una buena charla degustando un buen vino. Mientras saboreo este sauvignon, comparto con ustedes parte de su regalo, que es una forma de compatirlo a él y a su amistad a través de la música.
___________________________________________

Notas:
1-"El blog del Tata": http://tatabloguero.blogspot.com/
2-En el aparatito de audio que está a la derecha, si cliquean "post" pueden encontrar más grabaciones.Si se corta la emisión,hay que esperar a que se cargue el archivo.
3- Tata: si entrás aquí decí, por favor, qué es lo que estamos escuchando y de qué época data.
4-Santi: bien podrías enviarme para colgar una foto del Tata tocando la flauta.




12/6/09

A mi amiga Ross

Esto es para Ross, quien se autodenomina RO, la de "el cristal con que se mira", que es mi amiga del alma desde hace treinta años. Pero yo me olvidé completamente de su cumpleaños, que fue el 5 o el 6 ( no lo van a poder creer, pero todavía no lo sé) de este mes. Eso sí que no tiene perdón, como siempre. Ella dice que tropezaría DOS VECES CON LA MISMA PIEDRA con tal de ser mi amiga. Yo digo que no es para tanto, pero volvería a pasar por todo lo mismo que he pasado con tal de ser amiga suya. Si quieren saber lo que es mi amiga Ross para mí, lean mi entrada del 21/1/08 ("ayer").

Y vos, Ross, ¿podrás perdonarme?...¿cómo me voy a olvidar de tu cumpleaños?...


Ya sé, "nuestra amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo", y de pavadas como visitarnos y acordarnos de nuestros cumpleaños, pero te lo digo con todo mi corazón: DESEO QUE ESTÉS BIEN PERO REQUETEBIEN FELIZ, aún después de haber cumplido un año más.

10/6/09

Beatriz

Lo que más me gustaba en la vida era ir a su casa. Y quedarme a dormir. Era el único lugar en el que me quedaba varios días fuera de mi casa y no lloraba ni extrañaba.
La casa de la calle Cuaró, con su puerta cancel, su piano de cola, su teléfono cuyo número aún recuerdo (26886); y la gran escalera que llevaba al paraíso, es decir al cuarto de Beatriz en esa época "Marita".
Mi madrina... con " a ver, mi tesorito", sus paseos en el carrito del supermercado Disco, sus huevitos pasados por agua, sus galletitas con paté y sus deliciosos licuados de frutas.Cachito entrando y saliendo en bicicleta.
Mi padrino también mimándome y llevándome a los conciertos con la Banda en el Parque Rodó.
Y Beatriz... Beatriz que era ,más o menos,Dios para mí. Beatriz, tan bella que cuando sonreía parecía que se iluminaba el sol; Beatriz que tocaba exclusivamente para mí Mozart en el piano de cola; Beatriz, que iba a casa con sus amigas grandes a tomar el té; Beatriz que me llevaba al Conservatorio de Baranda y que me dejaba hacer ruido -y aguantaba- con las teclas de su piano la tarde entera; Beatriz que no decía nada cuando me veía trepada a una silla jugando con el teléfono que en mi casa no había; Beatriz, que me llevaba con ella a las reuniones con sus amigos; Beatriz que compartía su primoroso cuarto conmigo cuando me quedaba;Beatriz, que daba conciertos de piano en el teatro o la TV y , para mí, era como Brigitte Bardot; Beatriz, que fue elegida por mí mi madrina de confirmación y luego, muchísimos años después, la madrina de mi hija y la adorada de mi hijo.
Ir y estar en esa casa -con Beatriz- era para mí la felicidad infinita.Siempre lo fue.
Después, muchos años después, de adulta volví a compartir su casa y nuestras vidas. Ya siendo adultas nos reencontramos y fuimos nuevamente, y más, tal para cual.
Beatriz,mi hermana.
Por todo eso. Por todos los amores y la vida compartida.
¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, amiga!!!