15/3/09

La mujer nueva

Llamamos aquí a algo "trucho" cuando no es legítimo, cuando no es original, cuando te dicen que es una cosa pero es otra, cuando te venden gato por liebre. Queridos amigos, yo me he sentido así en estos últimos meses, en la “truchez” total. Se los digo de una vez: soy una flaca trucha; una flaca de pacotilla, como diría mi amiga Elly.

¡Cuánto ha dolido eso!... Durante este año he visto con asombro, angustia e impotencia desdibujarse mi imagen exterior en el espejo. La heroicidad de haber dejado de fumar no ha sido mérito suficiente para borrar el sufrimiento que me ha causado andar perdiendo a la Flaca. En un año he dejado de ser una Flaca etérea y delicada para convertirme en una mujer madura y contundente. Eso no estaría nada mal – el tiempo pasa, junto con la vida-, tengo los años que tengo y hasta podría ser interesante, si no fuera que, además de madura y contundente, estoy pesada.

Sinceramente, ya no sé si soy una Flaca atrapada en un cuerpo de gorda, o una gorda torturada en un espíritu de flaca. Pero todo este año he sido una paradoja. La verdad es que, con lo que me gusta comer, bien podría aceptarme como soy, disfrutar de la comida y la buena vida y dejarme de joder. Pero no, ya lo saben que el ser humano es muy rebuscado; y yo no soy la excepción. Me he pasado todo este año llorando por los rincones, sin hacer absolutamente nada para revertir la situación.

Hoy he empezado el día con alegría, sabiendo que termina este jodido año de gorda o angustiada Flaca. Mañana, además de lunes, es un gran día: esta que soy sale en busca, no del tiempo perdido, sino de la mujer nueva. Basta de lloriqueos. ¡A dar lucha! ... Mi espíritu revolucionario juvenil está con todo: mañana comenzaré con la dieta sana y empezaré a perder peso; mañana me calzaré las medias elásticas y no me quejaré más del dolor en las piernas; mañana comenzaré dos veces por semana clases de gimnasia (me canso con sólo pensarlo) y dos veces por semana clases de salsa con “Olga, la cubana” (alguna cosa tenía que ser divertida); mañana comenzaré a caminar treinta minutos los días que no realizo los otros ejercicios físicos (aprovecharé para bucear en mi interior, además de escuchar música). De limpiar, hacer las compras, ordenar la casa y cocinar, ni hablamos.

ÉL dice que me hace el aguante en casa. Yo no sé si podremos con tanto quechévere y tanta Flaca desatada.

En cuanto a Ustedes,amigos, no se preocupen: ya encontraré el rato para encontrarnos en el boliche.

8/3/09

Mujeres

Me estremeció la mujer que empinaba sus hijos
hacia la estrella de aquella otra madre mayor
y como los recogía del polvo teñidos
para enterrarlos debajo de su corazón.

Me estremeció la mujer del poeta, el caudillo,
siempre a la sombra y llenando un espacio vital ;
me estremeció la mujer que incendiaba los trillos
de la melena invencible de aquel alemán.
Me estremeció la muchacha, hija de aquel feroz continente,
que se marchó de su casa para otra de toda la gente.

Me han estremecido un montón de mujeres,
mujeres de fuego, mujeres de nieve ;
pero lo que me ha estremecido hasta perder casi el sentido,
lo que a mi más me ha estremecido, son tus ojitos,
mi hija, son tus ojitos divinos.

Me estremeció la mujer que parió once hijos
en el tiempo de la harina y un kilo de pan
y los miró endurecerse mascando carijos,
me estremeció porque era mi abuela, además.

Me estremecieron mujeres que la historia anotó entre laureles
y otras desconocidas gigantes que no hay libro que las aguante.

Silvio Rodríguez


Aprovecho este Día Internacional de la Mujer para enviar un fuerte abrazo a todas las mujeres en general y, en particular, a las que nos encontramos aquí todos los días derribando fronteras, en un porfiado afán de comunicarnos y de hacer de nuestros días un tiempo interesante y, a veces, más llevadero.
A TODAS nosotras: las fuertes, las sensibles, las madres, las amantes, las amigas, las compañeras, las jefas, las sumisas; a todas las que día a día apechugamos frente al mundo,
¡¡¡ FELIZ DÍA!!!